Autoridades políticas opinaron sobre la suspensión la importación de productores desde Uruguay hacia Brasil.

Foto: El Observador

El Senador Carlos Daniel Camy propuso esta mañana en la cámara alta incrementar del 3% a 6% la devolución transitoria de impuestos a las industrias lácteas para poder paliar la decisión de Brasil de suspender las importaciones de productos lácteos. El legislador calificó el hecho como “el tiro final” al sector y consideró que el gobierno debe dar señales “urgentes” para lograr su salvación.

Por su parte, el Diputado del Partido Nacional, Ruben Bacigalupe, sostuvo que la resolución adoptada por el país norteño responde -entre otras cosas- a la decisión del gobierno de implementar la tasa consular. Bacigalupe dijo que su sector ya había advertido de posibles efectos de estas características y adelantó que se convocará a comisiones a los ministros de Ganadería y de Relaciones Exteriores.

Mientras tanto el Senador del Partido Independiente, Dr. Pablo Mieres, calificó la decisión de Brasil de “intempestiva”, “improcedente” y “rechazable”. “Parece una cosa tremenda” expresó el legislador, quien recordó que la misma “viola los acuerdos del Mercosur”. En su columna de los miércoles en Según como se mire, Mieres dijo que –además- está sustentada “en una mentira”, en alusión a la posible triangulación de leche argentina.